domingo, 14 de octubre de 2012



REGLAS DEL USO DE LA TILDE

Para saber si una palabra lleva o no debe llevar tilde, tenemos que remitirnos a las reglas del español. ¡No es necesario aprender de memoria cómo se escribe cada una! Con conocer las reglas para el uso del tilde ya nos alcanza. Luego debemos aplicarlas a las palabras que escribimos y así decidiremos. Posteriormente, de tantas veces que escribas algunas palabras, ya habrás memorizado su ortografía y no te generarán más dudas.

Clasificación de las palabras por su    acentuación


A las palabras compuestas por más de una sílaba, las podemos clasificar en agudas, graves y esdrújulas, según cuál sea el lugar donde esté ubicada su sílaba tónica (la sílaba acentuada por la voz al pronunciar la palabra).
Las palabras acentuadas en la última sílaba, se llaman agudas. Las que tienen la sílaba tónica en la penúltima, son graves. Las palabras esdrújulas son las que se acentúan en la antepenúltima sílaba. ¡Pero ojo! Porque que esté acentuada (de hecho, todas las palabras lo están) no significa que deba llevar tilde (acento ortográfico). Mira la siguiente tabla:


Reglas para el uso del tilde: palabras

agudas, graves y esdrújulas




Si observamos la tabla anterior, veremos que existen palabras agudas que llevan tilde y otras que no. ¿Cómo saberlo? La regla dice que si la palabra aguda termina en “n”, “s” o cualquier vocal debe llevar tilde. Si la palabra aguda termina en una consonante (que no sea ni “n” ni “s”) entonces no llevará la acentuación ortográfica. Mira la presentación que Susana (una alumna de FPB) hace sobre estas palabras haciendo clic aquí.
Volviendo a la tabla, veremos que hay palabras graves que sí llevan tilde y otras que no. En este caso ocurre exactamente lo contrario que con las palabras agudas. Las palabras graves llevan tilde si terminan en cualquier consonante que no sea ni “n” ni “s”. Si la palabra grave termina en vocal, en “n” o “s” no deberemos ponerle el acento ortográfico.
Por último, las palabras esdrújulas siempre llevan tilde.

Tilde por hiato


¿Recuerdas qué es el hiato? Es lo que ocurre cuando dos vocales contiguas (una al lado de la otra en la escritura de una palabra) se separan al dividir la palabra en sílabas. Veamos algunos ejemplos:
En el diptongo, las vocales contiguas (en este caso “ia” e “io”) se quedan juntas en una misma sílaba. Esto sucede cuando la “i” o la “u” (llamadas vocales cerradas) aparecen juntas o combinadas  con cualquier otra vocal (abierta: “a” o semiabierta: “e”,”o”). El diptongo es lo contrario del hiato. La palabra “diario” tiene dos diptongos. No lleva tilde porque es una palabra grave terminada en vocal.
En el hiato, las vocales contiguas se separan. Para realizar esta separación, la vocal cerrada deberá estar acentuada, por lo que en estos casos dichas vocales deben llevar tilde. Volviendo al ejemplo, las palabras “río” y “día” no llevan tilde por ser graves (ya que terminan en una vocal), sino que llevan tilde por hiato.

Tilde diferenciador


Este tipo de tilde también se denomina diacrítico, y su función es diferenciar el significado de palabras homógrafas (que se escriben igual). Veamos algunos ejemplos:

Para diferenciar estas palabras que se escriben igual, pero difieren en su significado, utilizaremos el tilde diacrítico. Por regla general, los monosílabos (palabras con una sola sílaba) no llevan tilde, a no ser que sea el tilde diferenciados. La lista de palabras que lo utilizan es larga y las iremos aprendiendo a lo largo del curso.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada